La nutrición inadecuada y la deficiente condición corporal de las vacas causan falta de preñez y, en consecuencia, ocasionan importantes pérdidas en la producción.

Con la evaluación periódica de la condición corporal luego del parto, se podrán ajustar la alimentación y las prácticas de manejo, de manera de llegar al momento del siguiente servicio en las mejores condiciones de fertilidad.

AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD ES NUESTRO GRAN DESAFÍO.